¿QUIÉN ES FERNANDO TRUEBA?

Biofilmografía del protagonista de esta edición de Plano Americano

Este año la muestra Plano Americano tiene un invitado muy especial: el español Fernando Trueba vino expresamente para exhibir cuatro de sus filmes y conversar con tres realizadores uruguayos (después de las funciones), además de ofrecer una Master Class, mañana jueves en el CCE. Si no sabés quien es Fernando Trueba, este post te puede servir de orientación.


Fernando Trueba nace en Madrid en 1955, y vive sus primeros años en el barrio popular de Estrecho en una época muy dura y peligrosa. Recuerda el propio director, que de niño era difícil salir a la calle y no recibir alguna golpiza de las bandas de “muchachones” que abundaban por aquel entonces.

En su humilde hogar podían faltar varias cosas pero no los libros, los que se amontonaban por todos los sitios. Es en la lectura que Trueba encuentra un escape de la realidad que lo afectaba, una niñez marcada por el miedo, esencialmente el que le tenía a los curas y a la Iglesia. El cine ampliaría esa sensación y reafirmaría la convicción de convertirse en un contador de historias.

Desilusionado por el cierre de la Escuela de Cine, decide ingresar en la Facultad de la Información, que era lo más parecido a su interés. Sus ganas de filmar lo llevan a realizar varios cortometrajes en ese momento, ayudado por sus compañeros. De ellos destacan En legítima defensa (1978), El león enamorado (1979) y Oscar y Carlos (1979). Pero su formación más importante fue la recibida en los diversos cine clubes y muy especialmente en los ciclos de la Filmoteca Española, a donde se refugiaba con entusiasmo cuando evitaba las tediosas clases de Facultad.

Su voraz interés por las películas y una buena formación más allá de la lectura propiciaron casi con naturalidad su condición de crítico cinematográfico. Confiesa que el hecho de la crítica en sí, no era algo que le interesara demasiado, pero la idea de ir al cine gratis y que le pagaran por escribir, aunque no fuera mucho, le venía muy bien. Ejerció durante buen tiempo en publicaciones como Guía del Ocio o en el diario El País de Madrid, llegando a ser incluso uno de los fundadores de la revista Casablanca.

 

 

Luego de rodar varios cortos finalmente llegó el primer largo, Opera Prima (1980), escrita junto a Óscar Ladoire. Fue estrenada, con desprecio, en una sala marginal a la cual llegó solo para cumplir con la cuota de pantalla de cine español requerida a los cines en aquel entonces. Contra todos los pronósticos, el film fue un éxito impresionante multiplicando la cantidad de salas y permaneciendo durante un año en cartel. La película se hizo con un presupuesto muy bajo, mostraba una frescura poco frecuente, con numerosas escenas rodadas en la calle y con sonido directo, siguiendo la huella dejada por los jóvenes de la nouvelle vague. El film ofrecía además, un grupo de rostros nuevos entre los que se encontraban actores profesionales y amateurs que sumaron naturalidad a la historia. Supone además, el despegue de la carrera del actor y guionista Oscar Ladoire. Opera prima se convierte en el arquetipo de lo que se dio en llamar comedia madrileña, que tuvo en Fernando Colomo a su iniciador, y en José Luis Cuerda, Alberto Bermejo y el mismo Trueba sus principales cultores.

A continuación se embarca en un documental sobre la vida del cantautor Chicho Sánchez Ferlosio titulado Mientras el cuerpo aguante (1982). De producción muy modesta y muy poca difusión, pasa desapercibida pero marca el primer encuentro en su filmografía entre el cine y la música, algo que tomara fuerza posteriormente. A partir de este trabajo será su señora esposa, Cristina Huete, quien tome el rol de productora en casi todos sus filmes. También ha producido las películas del hermano menor de Fernando, David Trueba.

Regresa de inmediato a la comedia con Sal Gorda (1983), de nuevo junto a Oscar Ladoire como actor y escritor, pero esta vez el público no acompaño. Continúa dentro del humor y en 1985 rueda Sé infiel y no mires con quien (1985) donde se afirma en el manejo de diálogos filosos por parte de repartos nutridos a los cuales saca el máximo provecho. Al año siguiente realiza El año de las luces (1986) comedia de despertar sexual adolescente con el que cierra lo que podría marcarse como un primer ciclo en su carrera. Esta vez además del público, respondió en buena forma la crítica internacional, obtiene el Oso de plata en el Festival de Berlín y genera consenso sobre sus condiciones.

Asentado como realizador y con mayores posibilidades de producción, en 1989 se da el gusto de llevar al cine la truculenta novela del escritor y director francés Christopher Frank, El sueño del mono loco (Mad Monkey, 1989). Esta personal y extraña película marca el alejamiento de la comedia para incursionar en el thriller con grandes dosis de suspenso. Lejos de sus parámetros habituales, esta gran producción fue rodada en inglés, con actores internacionales como Jeff Goldblum y Miranda Richardson, y con escenas filmadas en exteriores de Paris. Trueba demostró ser un verdadero autor cinematográfico con esta arriesgada propuesta que fue premiada con cinco premios Goya incluyendo mejor dirección y mejor película.

Su siguiente trabajo fue realizado para la televisión en 1990, se trata de la serie La mujer de tu vida, protagonizada por uno de sus actores favoritos, Antonio Resines, sobre la idea original de Emilio Martínez Lázaro. Trueba ejerció como productor ejecutivo y trabajó en varios de los guiones junto a Rafael Azcona entre otros.

 

 

Precisamente junto al gran Azcona, Fernando Trueba filma Belle Époque (1993) con la que obtiene el Oscar a mejor película extranjera y arrasa con nueve premios Goya. La comedia con una notable recreación de época y con un inmejorable elenco de jóvenes actores, entre los cuales se encuentran habituales colaboradores del director como Jorge Sanz, Penélope Cruz, o Maribel Verdú supuso un espaldarazo definitivo que le abrió las puertas del mercado mundial.

De esta manera no extraña que su siguiente película fuese rodada en Estados Unidos bajo las coordenadas de Hollywood: Two much (1996), protagonizada por Antonio Banderas y Melanie Griffith (allí comenzó el amor) junto a gran elenco. De vuelta en España dirige la extraordinaria La niña de tus ojos (1998), aquí se conjugan de forma magistral los aspectos más característicos de su cine. Un nutrido elenco de figuras que interactúan con fluidez en una ambientación histórica y donde la música es vital. Vuelve a arrasar con la taquilla y con los premios Goya de aquel año.

Como señalamos la música es fundamental en la vida y en el cine de Fernando Trueba. Con más tiempo y sobre todo más recursos, produce y dirige documentales centrados en varias figuras de la música. Primero fue Calle 54 (2000), una reunión de grandes exponentes del Latin Jazz como Chucho y Bebo Valdés o Tito Puente. Le siguió El milagro de Candeal (2004) filmada íntegramente en Bahía con música de Carlinhos Brown, Caetano Veloso y Gilberto Gil entre otros. En 2010 rueda Chico y Rita donde recrea a la Cuba de los años 40 para contar una historia de amor animada por Javier Mariscal y con música de Bebo Valdés, recibe una nominación al premio Oscar a Mejor Película Animada.

Mientras tanto intercala producciones comerciales como la adaptación literaria de El embrujo de Shanghai (2002) sobre novela homónima de Juan Marsé. El resultado otra notable dirección de un opulento drama histórico multipremiado. En 2009 vuelve a la adaptación con El baile de la victoria de Antonio Skármeta.

Junto a Jean-Claude Carrière escribe el guion de El artista y la modelo (2012). Fotografiada en blanco y negro, apela a la experiencia de Jean Rochefort y Claudia Cardinale para explorar los tormentos de un artista en la Francia ocupada por los nazis. En el año 2016 vuelve al estilo de comedia americana clásica pasada por un filtro de españolismo puro con La Reina de España (2016). La película retoma a varios de los personajes de su anterior La Niña de Tus Ojos, con el personaje de Penélope Cruz convertido en una estrella hollywoodense a punto de rodar una superproducción sobre la vida de Isabel La Católica. Además de toda la troupe anterior (que incluía a Jorge Sanz, Loles León, Antonio Resines y Santiago Segura), se unen a la diversión Javier Cámara, Chino Darín y Cary Elwes.

Por acá pueden consultar la programación de Plano Americano, que sigue hasta el sábado.

 

Para hacer posible más artículos como este, apoyá nuestro proyecto. ¡SUSCRIBITE!