HOY COMIENZA EL FESTIVAL DE CINEMATECA

Las elegidas del Festival

Día de largada para el XXXV Festival Internacional Cinematográfico de Uruguay con la apertura hoy a las 20.30 en Cinemateca 18, donde también se inaugurará el mural del Colectivo Licuado que decora su fachada. 170 películas en una semana y media. Como no hay alma que resista verlas todas, he aquí una selección personal y arbitraria de nuestras estrellas que, sí, dejó afuera a varias (incluidas las de apertura y clausura) pero que ofrece un vistazo de las cosas más interesantes que podrán verse en los próximos días.


PERSONAL SHOPPER: Parece como si existiesen dos Oliver Assayas. Por un lado el que hace las películas que las abuelas disfrutan por lo francesas que son (como Las Horas del Verano y Los Destinos Sentimentales). Y por otro lado el que está obsesionado con trasladar el espíritu de las seriales estilo Les Vampires a la contemporaneidad más rabiosa, el que cree  de forma fetichista en la intriga rocambolesca, internacional, tecnológica, sofisticada. Ese Assayas es probablemente el que encontremos en Personal Shopper, su último film: la historia de una estadounidense en Francia (interpretada por Kristin Stewart, la mujer que logró sobrevivir al ridículo de Crepúsculo) que estaría siendo interpelada por espíritus del más allá a través de su celular. Aquellos buscando qualite y sentimientos contrariados solo encontrarán lo segundo. Los que amamos en toda su perplejidad a esas películas maltratadas, menospreciadas y, lo peor de todo, ignoradas, como Demonlover o Boarding Gate probablemente estaremos de parabienes. (Se da en el Life 21 los días  8, 9 y 10) [FL]

 

CUATREROS: La nueva película de Albertina Carri la devuelve al territorio que tan bien supo recorrer con Los Rubios: el que bordea indefinidamente el documental y la ficción. Cuatreros es un film construido únicamente en base a imágenes de archivo, y parte como un viaje que se inicia con la adaptación fallida de un libro escrito por el padre de la directora, desaparecido durante la dictadura, que reconstruía el legado de Isidro Velázquez, el último gaucho rebelde, y que la lleva a una reflexión sobre la violencia en Argentina, pero también a su micro-historia, a la incapacidad de narrar historias nuevas, a su rol como madre y como hija. Una película de aventuras internas, capaz de apabullar al espectador (llega a utilizar la pantalla divida en cinco imágenes), dónde la biografía se vuelve autobiografía y la ficción se torna múltiple. (Se exhibe el sábado 8 en Sala Cinemateca y el 11 en Sala 2) [FL]

 

HISTORIA DE UNA PASIÓN: El boletín define a Terence Davies como “el más grande cineasta británico vivo” y no es una exageración, de hecho casi que atenúa la importancia de Davies en el panorama cinematográfico mundial, una especie de secreto de cinéfilo que debería de conocer más gente. Davis salió en el turbulento cine inglés de los 80s con su trilogía de cortos autobiográficos y continúo con las obras maestras que son Voces Distantes Imágenes Quietas y El Mejor de los Recuerdos. También dirigió Del Tiempo y la Ciudad, un documental sobre su ciudad natal de Liverpool que también servía de ajustes de cuenta personal con la política británica. Historia de una pasión es una biografía de Emily Dickenson, la poeta estadounidense reclusa, y las expectativas de belleza y tristeza son muy altas. (Se da el 14 en Cinemateca 18 y el 15 en Pocitos) [FL]

 

EL HIJO PERFECTO: En todos los festivales hay una de estas, una película tierna y chiquita que corre el riesgo de pasar desapercibida. Una comedia dramática femenina y feminista, con raíces en el cine de Lukas Moodyson (o en el mejor Moodyson, el de We are the best, Together y Fucking Amal) sobre dos hermanas adolescentes. Una es la hija perfecta, una estrella del patinaje artístico, bella y blonda. La otra es regordeta y parece vivir a su sombra. Cuando la hermana menor se dé cuenta que la hija idealizada por los padres sufre un severo trastorno alimenticio llega la incertidumbre de contarlo o no y qué hacer al respecto. Es la primera película de la directora Sanna Lenken, quién se basó en experiencias personales para escribirla, y se siente así, personal, vivida y dolida, pero también llena de humor y bien lejos del miserabilismo y lo discursivo. (Se da el 6 de abril en el Life 21 y en Cinemateca 18 el 8) [FL]

 

ROCK IN REYKJAVIK: ¿Usted sabía que durante los primeros años de los 80s (en especial en 1981) Reykjavik fue un hervidero de bandas de post punk y new wave que nada tenían que envidarles en agresividad e innovación a sus parientes ingleses? ¿Y que un señor llamado Fridrik Thor Fridriksson fue y registró a cada una de ellas para luego hacer este documental, que al parecer es un clásico de la cinematografía islandesa? No se conoce mucho de Islandia por acá, y lo que más se conoce es a la Bjork. Que, oh casualidad, aparece en este mismo documental con una de sus primeras bandas, incluso anterior a los Sugarcubes que si, son lo mejor, pero que por acá todavía no existían. Por suerte existen los festivales de cine, dónde uno se entera de estas cosas y las puede ver en pantalla grande. (Se da el 13 en Sala Chaplín y el 15 en Sala Cinemateca) [FL]

 

HERMIA y HELENA: Matías Piñeiro es quizá uno de los nombres menos valorados del cine argentino en Uruguay y sin duda uno de los más interesantes. Fiel a un estilo austero, que recuerda al cine de Rohmer, con tramas casi invisibles, intertextuales, de escenas muy dialogadas,  desarrolladas en ámbitos artísticos y teatrales, y con un esquema de producción de micro-presupuestos, viene filmando largos sin parar desde el 2007. Sus películas han sido reconocidas en festivales internacionales como Locarno y Chicago, además de haber sido exhibido en retrospectivas de arte y ensayo en todo el mundo. Actualmente reside en Nueva York, donde filmó buena parte de esta película (la otra parte se filmó en Buenos Aires), que presenta a una mujer argentina que viaja a NYC para adaptar al español una obra de Shakespeare. Sobre esa base surgirán las derivaciones y nostalgias habituales en su cine. (Se exhibe en Sala Pocitos el 7/4 y en Sala Cinemateca el 9/4) [JAB]

 

LA MUJER DEL PADRE: Exhibida en Berlín y multi-premiada en Rio de Janeiro (incluyendo el premio a mejor actriz secundaria para Verónica Perrota), se trata de una co-producción entre Brasil y Uruguay, que representa el debut en el largometraje de su directora, Cristiane Olivera. Narra la historia de Nalu y su padre, Ruben, un hombre ciego que cuando descubre que su hija se ha vuelto mujer, desarrolla una proximidad ambigua con ella. La proximidad se convertirá en celos cuando, Rosario, una profesora uruguaya, pase a ocupar un lugar importante en sus vidas. La directora la ha definido como una película sobre proximidades, de piel, que aborda con sensibilidad la situación de la mujer en un ámbito sexista y patriarcal. (Se exhibe el 11/4 en la Sala Zitarrosa y el 12/4 en Life 21). [JAB]

 

ÚLTIMOS DÍAS EN LA HABANA: El veterano realizador Fernando Pérez Valdez (responsable de las magníficas Clandestinos y Suite Habana, entre otras) presenta esta ficción sobre un hombre enfermo de SIDA y otro, que sueña con viajar a Nueva York. Uno empotrado a la cama, pero vital, el otro con salud, pero taciturno y callado. El boletín del Festival afirma que el film levanta alrededor de estos personajes, en el “conventillo” donde se ambienta, “un cuadro multicolor de la sociedad cubana de hoy, esquivando el panfleto y buscando lo humano”. El director lo confirma, cuando dice que la película vuelve al mismo espacio que su Suite Habana del 2003, pero ahora en clave ficción. Exhibida en Berlín y Miami, premiada en La Habana y más recientemente en Málaga, llega al festival, sin duda, como una de las perlas imperdibles. (Se exhibe en Sala Cinemateca el 10 y en Sala Pocitos el 11) [JAB]

Para hacer posible más artículos como este, apoyá nuestro proyecto. ¡SUSCRIBITE!