Ganadores en el AtlantiDoc 9

El pasado sábado 12 de Diciembre finalizó la novena edición del Festival Internacional de Cine del Uruguay (AtlantiDoc). En el comunicado enviado por su director, Ricardo Casas, se destaca el éxito de esta nueva edición, en la que se programaron un total de 70  obras de 24 países de todo el mundo, en un total de seis salas de exhibición ubicadas en Atlántida, Montevideo, Carmelo, La Floresta y Punta del Este.

El Jurado del Espacio Uruguay, integrado por Luis González Zaffaroni, Virginia Martínez y Enrique Aguerre, otorgó el Premio Ferruccio Musitelli, dotado de $20.000, al Mejor Cortometraje uruguayo Vaca, de Ernesto Guillman: un documental de creación que retrata la vida de dos personajes y un bovino en una chacra, reconstruyendo “el misterioso y sagrado vínculo entre el humano y lo que lo alimenta”.

El Premio Alberto Mántaras al Mejor Largometraje uruguayo, dotado de $100.000, aportados por la Intendencia Municipal de Canelones, fue para el último documental de Mario Handler, Columnas quebradas, que dibuja con pequeños trazos de minucias vitales, “la compleja vida de los trabajadores y el trabajo en Uruguay”.

El jurado también otorgó una Mención Especial para el largometraje Detrás del mito, de Marcelo Rabuñal, que analiza la construcción del mito de José Gervasio Artígas, cuya imagen, reproducida en monedas, escuelas y oficinas públicas, fue un invento del pintor Juan Manuel Blanes, acorde el proyecto de un grupo de intelectuales por fundar una identidad para una nueva nación.

documental columnas quebradas mario handler

Columnas Quebradas, de Mario Handler, premio al mejor largo documental uruguayo.

El jurado internacional, integrado por Marcelo Goyeneche (Argentina), María Teresa Rodriguez (EE.UU) y Jaime Lerner eligió como mejor mediometraje al film armenio-alemán Huellas de guerra, de Jana Richter, que retrata, acorde informa el catálogo del festival, a un grupo de niños que asisten a una escuela rural en medio de las montañas, donde ellos mismos cortan la leña para calentar el salón y utilizan los tanques de tropa como pizarrones.

El premio Atlantidoc fue para la peruana Hija de la laguna, de Ernesto Cabellos, sobre una mujer de los Andes que se suma a la lucha campesina contra una empresa minera que al encontrar oro en una laguna, atenta con dejar sin agua potable a toda una comunidad.

Por su parte, el argentino Alejandro Fernández Mouján recibió una mención por su obra Damiana Kriggi, que toma como eje la recuperación por parte de los indígenas del oriente paraguayo, los Aché, del cuerpo de una niña de su linaje, muerta a los catorce años, a comienzos del siglo XX, y cuyos restos estaban dispersos en museos argentinos y alemanes, donde quedó en exhibición después de ser estudiado por antropólogos.

El jurado de cortometrajes, integrado por Leonardo Abete (Uruguay), Araceli Santana (México) y Cecilia Etcheverry (Uruguay) premió a la obra Quién mató a Eloá, de la brasileña Lívia Pérez, que analiza los posibles motivos por los que Brasil es el séptimo país con más asesinatos de mujeres. También se otorgó una mención para el documental chino Canción de un pescador, de los directores Benat Fuentes y Brendan Donnelly, que retrata los cambios ambientales y estructurales de una ciudad revalorizada por el gobierno chino para convertirla en puerto internacional.

película Hija de la Laguna de Ernesto Cabellos

Premio al mejor largometraje internacional: Hija de la Laguna, del peruano Ernesto Cabellos.

afiche atlantidoc

Afiche del noveno Festival Internacional de Cine Documental del Uruguay, Atlantidoc